El León Curioso

lunes, 1 de septiembre de 2008

Inauguración de San Isidoro

Esta mañana, tomando un café, leí en la prensa que hoy por la tarde inauguraban las obras de restauración que se han estado realizando desde el mes de abril en el interior de San Isidoro.

Así que a eso de las cinco y media me pasé por allí, aunque con pocas esperanzas de que permitieran el acceso a un mortal común y corriente. Pero lo cierto es que el templo estaba abierto a cualquiera que quisiera acceder a él.

Al entrar la primera sensación es impactante. Y es que parece un edificio a estrenar, sin la capa de mugre que lo oscurecía, pero con toda la historia de León escrita en sus muros. Quizás también influyeron en estas apreciaciones por un lado la ausencia de bancos, y por otro el derroche de watios de luz que hacían que resaltara cada detalle de la piedra.

Es una visita obligada, a ser posible en momentos en que haya poca gente, para pasear sus naves con tranquilidad y dejar que los siglos de historia de su ambiente se peguen a nuestra piel.

Mientras tanto, alguna foto de este día de inauguración.

















11 comentarios:

Leonés dijo...

Vaya, que bien ha quedado San Isidoro, resalta más que antes el conjunto, aunque sin duda también contribuye la maestria del fotografo jeje.

Se comentaba en los periódicos que habían descubierto que detrás de la suciedad, habían descubierto que una de las columnas era de mármol verde. ¿Es verdad?

Un Saludo!

El León Curioso dijo...

Gracias por tu comentario Leonés.
Respecto a la columna de mármol verde, lo que recuerdo haber leido en la prensa es que al limpiar la mugre de una de las columnas de la iglesia, se comprobó que ésta era de un mármol similar al de las columnas del Panteón Real, y otra estaba realizada a base de sillares romanos.

Saludos

Lula dijo...

¿¿¿Y cómo es posible que yo no me hubiera enterado antes de esta maravilla de blog???
No soy Leonesa, ni siquiera soy española, pero tengo un par de amigos allá que quiero MUCHÍSIMO y este pedacito de su tierra on-line me hace sentirlos más cerca :-D

Felicidades por este sitiooooooooo!!!

El León Curioso dijo...

Bienvenida Lula y gracias por tu comentario.

Lo que creo que tienes que hacer es venir a visitar a esos amigos y así podrás comprobar por ti misma las maravillas que puede ofrecer esta ciudad a sus visitantes.

Un saludo

Lula dijo...

Deja que me saque la lotería y seguro les caigo a mis amigos como sorpresa.. porque no me han invitado :-(

Aunque ellos tienen una invitación a México hecha hace años, que aún sigue en pie

Saludos!

Anónimo dijo...

¿Qué no te quéeeeeeeeeeeeeeeeeeee????!!!!
Infamiaaaaaaaaaaaaaasssssss

El León Curioso dijo...

Haya paz entre Lulas y anónimos.

Lula desconozco si has sido invitada oficialmente por anónimo a visitar León, pero si no ha sido así, yo desde aquí me comprometo públicamente a dar alojamiento, comida, desplazamientos por la zona etc. a usted y a su pareja durante el tiempo que considere oportuno (sin abusar ¿ehh?)

Lula dijo...

Dios qué risa me ha dado todo estooo!!!

El anónimo que no conozco, que supongo que se ofendió con los que NO me han invitado a conocer su bello León.
Y a tí León Curioso, ¡gracias por la invitación! Cualquier día de estos te caigo por allá. Se me antoja una ciudad muuuuy hermosa como para no visitarla por lo menos una vez en la vida

Un besoooo!

Anónimo dijo...

Es curioso el blog, interesante.
Queda bonito San Isidoro con la remodelación, ¿verdad?.
Sin embargo, tengo la satisfacción y el privilegio de recordarlo en blanco y negro, con la única iluminación de una bombilla y más velas. Canónigos de bonete raído en sus puntas, sotana con esclavina que había sido negra; y a don Julio Llamazares, Abad de la Basílica tocado de sombrero-teja del que pendían unas borlas verdes que anunciaban su jerarquía.
Y correrías de monaguillo en los años cincuenta…

Si el “León Curioso” me lo permite y pueda servir de pequeña aportación: http://lasendadetrapi.blogspot.com/

Gracias por este rincón de recuerdos al que quiero volver con frecuencia y más tiempo.

Andrés Martínez Trapiello

El León Curioso dijo...

Agradezco muchísimo tu comentario y más si cabe por venir de una persona con tu sabiduría y experiencia.
He tenido la ocasión de leerte tanto en tu blog personal como en el de los antiguos alumnos dominicos, y es siempre un placer hacerlo, además de muy instructivo.

La verdad es que con la remodelación, parece que por fin han conseguido "sacarle los colores" a San Isidoro, pero también me parece que ha perdido parte de su encanto original. Me hubiera gustado ver esa iglesia en "blanco y negro" com tú dices.

Un saludo

Anónimo dijo...

Me abrumas con tus apreciaciones sobre ¿mi sabiduría y experiencia?, LEON CURIOSO.
Si dijera que "solo sé, que no sé nada", parecería pretencioso por el recuerdo de la expresión para el sabio, y no es el caso en mi persona; simplemente me siento observador de lo que me rodea intentando vivirlo.

Andrés Martínez Trapiello