El León Curioso

jueves, 26 de marzo de 2009

La Casa Lorenzana

Efectivamente, como “juanluisgx” (por cierto, tus fotografías son espectaculares) insinuó y “cosinasdeleon” confirmó, la foto es de una torre que forma parte del edificio nº 4 de la Calle Ordoño II.


A finales del XIX se empieza a dar vueltas al tema del Ensanche de León. Esto dio como resultado la apertura de nuevas calles como consecuencia de la transformación en solares de suelos que en su mayoría habían pertenecido al clero y ahora pertenecían a unos cuantos propietarios que se aprovecharon de los efectos de las desamortizaciones.

Y fue entonces, a finales del siglo XIX y principios el XX cuando se empezaron a construir chalets unifamiliares y edificios residenciales en esas nuevas zonas de expansión de la ciudad. Los destinatarios principales de estas nuevas edificaciones eran las gentes con más poder adquisitivo, que así abandonaban el casco antiguo (en el que los edificios eran más viejos e insalubres) y accedían a la zona nueva de la ciudad con calles más amplias, mejores instalaciones y que se suponía que iba a ser el nuevo centro social y comercial de León.

La calle con más posibilidades de ser ese eje social y comercial era Ordoño II (Paseo de las Negrillas por entonces), ya que era la que enlazaba el centro histórico con el ferrocarril. Y es en esta calle en la que en 1912 Felipe García Lorenzana decide construir un edificio de viviendas, para lo que encarga un proyecto a Manuel de Cárdenas, que por entonces aún tenía el cargo de arquitecto municipal de León (lo tuvo hasta 1914) y era además el arquitecto de los Obispados de León y de Astorga.

Fachada edificio Ordoño II nº 4, según proyecto original de Cárdenas

En el proyecto original se habían dejado unos espacios para jardincillos en los extremos del solar, con entrada directa desde la calle. Pero al final, estos espacios se achicaron y lo que quedó se convirtió en locales comerciales.

Postal con el edificio de Ordoño II, 4 en primer término (a la izquierda)

Como el edificio se proyectó sin ascensor y con cuatro alturas en su zona central, para evitar un exceso de escaleras, Cárdenas la solución que ideó fue ir disminuyendo la altura de los pisos a medida que se ascendía, de forma que la primera planta tiene una altura de 4 metros, la segunda de 3,6 y la tercera de 3. Esta diferencia de alturas se puede apreciar a simple vista desde la calle.


El fondo del solar sobre el que se iba a construir el edificio lindaba con el Convento de las Agustinas Recoletas, por lo que una de las cosas más visibles y que más llamaba la atención cuando se pasaba por Ordoño II era una extraña torrecilla adosada a la casa, con su tejado cónico forrado de trozos de azulejos de colores, que ciertamente como sugirió la "Vecina del Primero" se parece bastante a algunos detalles que Gaudí había ideado para el Parque Güell unos años antes. Desconozco la finalidad de esta torre, pero da la impresión de que es una escalera de servicio. Cuando se construyó la mole del Complejo de Santo Domingo, la torrecilla quedó empequeñecida, de forma que ahora pasa totalmente desapercibida.


Nada más terminarse la obra, se instalaron en los bajos de la casa una tienda de máquinas de coser Singer y una sucursal de la farmacia de GF Merino e hijo, que hasta entonces solo tenía abierto un establecimiento en la Calle Catedral (actual Calle Ancha). Para informar de ello modificaron la publicidad que insertaban habitualmente en el Diario de León, y así, se empezó a anunciar la apertura de la nueva farmacia a partir del 10 de enero de 1914.

Diario de León, 9 de Enero de 1914

Diario de León, 10 de Enero de 1914

En la actualidad, en este edificio las ventanas que no tienen las persianas bajadas, las tienen con los cristales sucios, lo que da a entender que está prácticamente deshabitado.

12 comentarios:

Javier dijo...

Y los locales están también prácticamente vacios y sin ningún letrero de "se alquila" o "se traspasa", lo que da a entender que posiblemente sus propietarios estén esperando para poder poder iniciar una rehabilitación integral del edificio (¡ojalá!).
Magnifica entrada, como siempre.

COSINASDELEON dijo...

Una genial explicacion a la pregunta que planteabas en el post anterior.

galerada dijo...

Me comenta, cierta persona mayor, no se si será cierto, que es la escalera de servicio y la subida a las buhardillas que estaban ocupadas por los porteros del inmueble normalmente.Y yo miraba la otra foto y ni idea, ¡la de la tercera edad a la primera lo supo!Como siempre estupendo.

Anónimo dijo...

Fantástico, muchas gracias de nuevo por tus artículos.

Saludos

juanluisgx dijo...

Gracias @leoncurioso por el elogio y enhorabuena por TODA tu página: un gran trabajo.

Estoy esperando algún futuro artículo sobre la herencia mudéjar del edificio de la calle Alcázar de Toledo, otro de esos rincones mágicos de esta ciudad entre riberas.

El León Curioso dijo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios y por los aportes que hacéis para aclarar y completar las historias. ¡Así de gusto!.

El edificio de Alcazar de Toledo se está horneando.

Un saludo

Reformas Arias dijo...

@galerada, puede que tengas razón, aunque se me hace extraño.
Tuve la ocasión de trabajar en el tejado y patios del edificio Roldán, (El de Santo Domingo) y , si os fijais tiene dos conos a cada lado del tejado que son más altos, con cristales en forma de ojo de buey y que parecen ser palomares o algo similar, pero al estar "in situ" pude comprobar que es mera cuestión estética, no tienen acceso.
Todo el edificio está formado de características inglesas incluso las bajantes de los patios interiores erán de hierro y de tramos de 120cm, muy poco vistos por León.
Si tengo la fortuna de entrar en este edificio en cuestión, no dudaré en contactar con el autor del blog y contarle lo que descubra.

galerada dijo...

Por supuesto que lo que es la cúpula en sí es solo y únicamente estëtica, en la casa Roldán las cúpulas no tenían ninguna utilidad, me imagino que esta tampoco,pero si creo que en esta casa era parte del acceso del servicio, al contrario que en la casa Roldán.Me uno a los que piden un post sobre el edificio de Alcazar de Toledo, que para mi siempre tuvo un punto de misterio.

El León Curioso dijo...

Si uno se fija en la primera foto del post, se ve que la torre tiene unos ventanucos alargados, cuya función seguramente es dar luz a la escalera de caracol del interior de la torre, y en la parte alta, justo debajo de la cúpula hay un ojo de buey que parece estar al mismo nivel que la ventana que se ve a la derecha, que con toda probabilidad pertenecería a la vivienda del portero, como muy bien dice "galerada".

galerada dijo...

en los bajos del edificio no estvo ubicada la famosa óptica "La gafa de oro" un negocio emblemático del León del siglo XX?

La vecina del primero dijo...

Vaya despliegue de detalles explicativos. Qué gustazo. Al parecer soy la única que no tenía ni idea. Estoy hecha una zoqueta de pronóstico reservado. :)

Anónimo dijo...

¿Cuando piensa El León Curioso retomar tan interesante blog?
Esto tan interesante no debería perderse.Un saludo